Pelota de trapo

Pelota de trapo Galería

Una de las diversiones más antiguas que existen es jugar con la pelota de trapo. El estar en el colegio o con los amigos en el barrio y no tener una pelota a mano hacía que los trapos, medias y papeles tomen un rol importante en la diversión. Para esto, antes había que seguir una serie de pasos para que esa bola hecha de telas viejas quede de tal manera que resista un partido de fútbol o el deporte para el que se la use. Ahora, ¿Cómo hacer una pelota de trapo? Hay muchas características a tener en cuenta; el peso, el tamaño y la cantidad de materiales que poseemos para armar nuestra pelota de trapo.

Cómo hacer una pelota de trapo

Siempre que pretendamos jugar un deporte y no tengamos la pelota de cuero, las telas y las cintas tomarán un papel importante en la escena. Lo primero que debemos hacer es recolectar las telas que ya no se ocupen o no sirvan. En caso de no haber lo más simple es agarrar los pares de medias que están roto o en su defecto los que se llevan puesto. Una vez recolectado esto, el hacer la pelota de trapo es tarea sencilla. Se juntan los trapos. Se los envuelve el uno al otro y con las manos se le da la forma circular.

Para que sea más consistente es recomendable unir cada parte con algún pegamento para tela. Igualmente vale recordar que la pelota de trapo irá envuelta con cintas adhesivas en su alrededor. De lo contrario no aguantaría los golpes a la hora de jugar.

Una vez unidas las telas y pegadas entre si. Con la primer capa de envoltura es conveniente dar una segunda y hasta tercera mano de sellado con la cinta. Para dejarla con más dureza es recomendable prensarla ante cada mano de cinta hasta que quede con la rigidez que se desee.

Recordar siempre que, dependiendo la suavidad de la tela, se necesitará más o menos cantidad. Ya que una tela suave como por ejemplo la seda hará que la pelota no tome tanto cuerpo y sea más blanda. Por lo que faltará más cantidad de tela para crear una esfera con tamaño y dureza.

A jugar con la pelota de trapo.

A jugar con la pelota de trapo.

Por último, antes de comenzar a jugar, recuerde que cuanto más rígida sea la esfera más dolerá en caso de que la arroje contra otra persona.

Una vez hecho los pasos anteriores es hora de comenzar a jugar con la pelota de trapo. La duda de ¿Cómo hacer una pelota de trapo? Ya no existe y ante la falta de las bolas de cuero originales es posible saciar esta falencia con materiales que fácilmente encontramos en el hogar. Y por sobre todo, poseerá una pelota en cuestión de segundos y de una forma muy sencilla de fabricar.

Por otro lado no hay nada más satisfactorio que crear un objeto y darle utilidad. Por más que sea para un momento, el saber que su recreo pasa por una pelota de trapo creada por uno mismo hace que la diversión sea absoluta

Más artículos como este
Discusión
blog comments powered by Disqus
Otros están ahora leyendo